El expresidente peruano Alejandro Toledo pide más líderes y menos políticos

El ex Presidente peruano Alejandro Toledo (2001-2006) defendió hoy en declaraciones a Efe que “el mundo está sediento de tener líderes que vayan más allá de la administración rutinaria”, que apuesten por una economía social y no tanto en obtener cifras para reforzar campañas electorales.

Durante la presentación en Buenos Aires de su más reciente libro, “La sociedad compartida”, el exmandatario hizo hincapié en que especialmente América Latina necesita líderes de entre 30 y 45 años que “puedan interpretar, que puedan no embriagarse con el poder, que puedan tener visión de futuro”.

Otra cualidad que exige a estos líderes es una “capacidad gerencial y de gestión pública” que beneficie no solo a la capital sino también a los que viven a las afueras para que aquella gente que menos tiene también reciba ayudas y derechos y no “impida el crecimiento porque ve que los recursos pasan por delante de sus narices y no les llega nada”, continuó.

En esa línea, recalcó ante el público asistente a su presentación en la Universidad Torcuato di Tella que esto se conseguirá siempre y cuando se dé más formación a los jóvenes.

“Hay que empoderar a los jóvenes”, aseveró, añadiendo que solo con “calidad de educación y con la formación de valores, de ciudadanos con raíces y globalizados” se pueden “generar estos liderazgos que harán menos ‘politiquería’ y podrán tomar decisiones sabiendo que no van a tener rentabilidad política”.

Por otra parte, recordó que es primordial no basar tanto la economía latinoamericana en la exportación de materias primas y darles “más valor agregado” haciendo que la producción sea diversificada en el territorio propio.

Al fin y al cabo, recordó, “la vulnerabilidad” de Suramérica radica en que todavía es económicamente dependiente de las potencias extranjeras al ser la comunidad internacional la que controla los precios de esa clase de productos y no los propios países productores.

Por eso, pide unirse para “ponerle complementariedad económica a América Latina” y así “conquistar el mundo”.

Sin embargo, advirtió que no se debería tardar mucho y “esperar 60 años como ha tardado la Unión Europea para hacerlo y después comenzar a separarse”.

Toledo añadió que es necesario invertir en el fomento de la formación y el conocimiento, “que es infinito a menos que lo maten”; en el fortalecimiento de las instituciones democráticas para que atraigan capitales de inversión y fomentar partidos que sean parte de “esa arquitectura institucional”.

Como objetivo de los Gobiernos marcó la necesidad de tener “políticas sociales deliberadas” que reviertan las tasas de malnutrición, mejoren el acceso a sistema sanitario y de agua potable, entre otros.

“Necesitamos crecer pero entendamos que el crecimiento es un medio y no un fin”, sentenció.

Alejandro Toledo, que se reunió la mañana de hoy con el presidente argentino, Mauricio Macri, comentó que ve “luz al final del túnel” y afirmó que “el serrucho de la historia económica de Argentina puede haber llegado a su fin”.

Esta afirmación la cerró asegurando que este país “puede tener la posibilidad de liderar un crecimiento económico sostenido con visión de política de Estado y de repente apuntalar una necesidad creciente en América Latina y en el mundo de tener el mayor liderazgo, visión y menos política”.EFE

Deja un comentario